Idiomas de trabajo oficiales del GATT

La negociación de la Carta de la Habana y el Acuerdo General se desarrolló en francés e inglés, y desde ese momento ambos idiomas fueron los idiomas de trabajo de la ICITO y del GATT. El artículo 33 del Reglamento de las PARTES CONTRATANTES dispone que “A reserva de las disposiciones del artículo 34, los idiomas de trabajo serán el inglés y el francés”. El artículo 34 dispone que “En el curso de cualquier reunión, se podrá adoptar por unanimidad, en lo que concierne a la interpretación, una regla más sencilla que la estipulada en el artículo 33”. (1)  Desde que el GATT comenzó sus actividades, todos los documentos del GATT se publicaron en francés e inglés, y se proporcionaron servicios de interpretación del francés al inglés, y viceversa, a todas las reuniones formales.

En el decimoséptimo período de sesiones, celebrado en noviembre de 1960, el representante del Uruguay, en nombre de las partes contratantes de habla española, instó a que se introdujera progresivamente el español. Sobre la base de un estudio realizado por el Grupo de Trabajo sobre cuestiones presupuestarias se acordó introducir para el año 1961 la interpretación simultánea del español al francés y al inglés durante las reuniones plenarias de las Partes Contratantes y del Consejo, y la traducción de algunos textos del español al francés y al inglés.(2)  En el decimonoveno período de sesiones, celebrado en noviembre de 1961, las Partes Contratantes aprobaron la introducción de la interpretación simultánea en todas las reuniones de los Comités y Grupos de Trabajo, del francés y el inglés al español y del español a esos dos idiomas.(3)  Durante el período comprendido entre 1962 y 1979, se fue ampliando gradualmente el empleo del español a medida que lo permitía el presupuesto. A partir de 1979, en las reuniones de las Partes Contratantes, del Consejo y del Comité de Comercio y Desarrollo, así como en otras reuniones a las que asistían muchos expertos de habla española, se proporcionaron servicios de interpretación al español. Las publicaciones del GATT, así como los documentos que contienen decisiones, textos jurídicos e informes de los Comités, Grupos de Trabajo o Grupos Especiales, también se publicaron en español. Durante la Ronda de Tokio, la mayoría de los documentos técnicos se publicaron también en español, y en las reuniones formales de las NCM también se proporcionó interpretación del y al español.

Cuando finalizaron las negociaciones de la Ronda de Tokio, en 1979, las estimaciones presupuestarias para 1980 se establecieron "de modo que sigan prestándose los mismos servicios con miras a la aplicación de los resultados de las negociaciones, así como para las demás actividades operativas del GATT".(4)  Esta práctica [continuó hasta la extinción de la organización]. A partir de 1983, todos los documentos de la Ronda Uruguay han sido publicados en español, francés e inglés y se han prestado servicios de interpretación en los tres idiomas a todas las reuniones formales de los Grupos de Negociación de la Ronda Uruguay.

Fuente: Índice Analítico: Guía de las Normas y Usos del GATT, vol. 2.  Ginebra, OMC, 1995, p. 1016.